Cuando hablamos de retenedores de ortodoncia nos referimos a unos aparatos fijos o removibles, que se colocan tras el tratamiento para que los dientes no vuelvan a moverse.

Solo usando retenedores podemos garantizar un resultado excelente.

Estos retenedores forman parte de todo tratamiento de ortodoncia, por lo que no podemos decir que el tratamiento ha finalizado hasta que los hemos colocado. De no realizar esta tercera fase corremos el riesgo de que los dientes regresen, con el tiempo, a la posición inicial. Los dientes pueden haberse colocado en el lugar deseado, pero los tejidos que lo rodean aún tardan un tiempo en adaptarse a esta situación.

Tal y como hemos dichos los retenedores de ortodoncia pueden ser fijos -para toda la vida e imperceptibles- o removibles, que los llevaremos durante un tiempo.

Nuestros dentistas en Vecindario, Canarias, insisten mucho en su importancia ya que hemos podido confirmar como, muchos pacientes, han visto como su ortodoncia se ha movido y vuelto al estado inicial por no concluir su tratamiento con esta tercera fase llamada de retención.

Tipos de retenedores de ortodoncia y tiempo de utilización

Tras una ortodoncia todos los pacientes deben utilizar retenedores. Distinguimos dos tipos: fijos y removibles.

  • Fijos. Se utilizan todo el tiempo. Hechos de alambre fino que es cementado por la parte trasera de los dientes y se utilizan de por vida. Pero no debemos preocuparnos, ya que es muy estético y nadie notará que lo llevamos puesto. Aunque no es habitual, durante los primeros días puede provocar cierto roce con la lengua, pero se pasa. Además, no afecta ni a la deglución ni tampoco a nuestra fonación.

  • Removibles. Se utilizan en un comienzo durante más horas, pero al final, su utilidad es fundamentalmente, en las horas de sueño. Suelen ser férulas trasparentes hechas a medidas para cada paciente y suelen ser muy discretas. Debemos retirarlas a la hora de comer y para mantener una perfecta higiene bucal.

Se recomienda la colocación de los retenedores dentales el mismo día que se retira la ortodoncia, con el fin de evitar cualquier tipo de movimiento. No olvidemos que, la tendencia natural del diente, es la de volver a su posición inicial, por lo que el uso de retenedores es una forma muy eficaz para impedirlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies