Quienes han sufrido la fractura de un diente o aquellos que quieren lucir una sonrisa perfecta o extremadamente blanca son los candidatos perfectos para utilizar carillas.

Tradicionalmente las carillas eran de material porcelánico, pero la última tendencia es la utilización de carillas de composite.

En qué consisten las carillas de composite

Las carillas dentales son unas láminas que colocan nuestros dentistas en Vecindario, en las caras visibles de los dientes. Pueden imitar la tonalidad natural de la dentadura o fabricarse en tonos muy blancos, a elección del cliente.

Y el composite es una resina sintética que permite un modelado perfecto de las carillas.

Aplicaciones

Las carillas de composite pueden usarse para restaurar estéticamente dientes parcialmente fracturados o con fisuras. También se usan en los casos de desgaste de los bordes dentales por fricción.

Adicionalmente, aquellas personas a los que no les satisface la tonalidad natural de su dentadura, incluso tras un tratamiento de blanqueamiento dental, tienen en las carillas la solución ideal. De hecho, son legión los actores y artistas que usan carillas para lucir públicamente una sonrisa deslumbrante.

Ventajas respecto de las carillas de porcelana

El aspecto visual es similar al de las carillas de porcelana, pero las carillas de composite presentan algunas ventajas respecto a las primeras:

  • La intervención dental se realiza con mayor rapidez
  • Si el ajuste no es perfecto, es fácil moldearlas para lograr una adaptación óptima
  • Salen más baratas que las de porcelana

Mantenimiento e higiene

La utilización de carillas de composite exige un mínimo mantenimiento y una higiene bucal adecuada:

  • Deben realizarse revisiones cada cierto tiempo, para que el odontólogo compruebe que no existe deterioro y corregirlo con facilidad si este se presenta.
  • Se recomienda moderación en el consumo de productos que pueden manchar las carillas: vino tinto, chocolate negro, café, etc.
  • El tabaco es el producto que más amarillea las carillas: se recomienda no fumar.
  • Higiene bucal: debemos ser estrictos en las rutinas de cepillado, uso de seda dental y colutorios.

Observando estas sencillas normas prolongaremos la vida útil de las carillas y preservaremos la tonalidad de las mismas.