Vamos a aprender qué es la piorrea en la tercera edad, además estudiaremos en qué puede derivar una piorrea no tratada y analizaremos los principales síntomas que presenta el paciente para poder detectar su presencia con la suficiente antelación, y de este modo llevar a cabo la corrección más efectiva posible por parte de nuestros dentistas en Vecindario.

Qué es la piorrea

La piorrea es un tipo de enfermedad periodontal que afecta directamente a las estructuras de la boca.

De hecho, se trata de una de las enfermedades bucodentales más habituales a nivel mundial, y es más frecuente en adultos y especialmente en la tercera edad.

Esta enfermedad se produce por la actividad de las bacterias en la boca debido a una higiene dental deficiente.

Poco a poco, las bacterias se van acumulando en las piezas dentales y van introduciéndose por debajo de la encía.

Si no se procede a tratar, irá atacando a las diferentes estructuras, incluyendo el hueso, pudiendo incluso llegar al hueso alveolar dando lugar a la tan temida pérdida de dientes.

En qué puede derivar una piorrea dental no tratada

Si la piorrea en la tercera edad no se trata adecuadamente, poco a poco el sarro irá penetrando y formando lo que se conoce como bolsas periodontales.

Estas bolsas se crean debajo de la encía y en su interior se van acumulando bacterias, las cuales actúan contra los tejidos y afectan negativamente en especial a las estructuras dentales, haciendo que los dientes puedan perder su soporte.

Síntomas más habituales de la piorrea en la tercera edad

Entre los síntomas más frecuentes de la piorrea en la tercera edad destacamos:

  • Enrojecimiento de las encías.
  • Inflamación de las encías.
  • Retracción de las encías.
  • Las encías sangran con frecuencia.
  • Se observa movilidad en algunas piezas dentales.
  • Aumenta la sensibilidad dental.
  • Aparecen molestias durante la masticación.
  • Comienzan a producirse abscesos dentales.
  • Aparecen espacios interdentales.

En el caso de observar uno o varios de estos síntomas, es muy importante acudir a un dentista para que realice un estudio y determine el estado de la boca y, en su caso, si se ha desarrollado piorrea en la tercera edad para proceder a su tratamiento.