No nos cabe duda que los implantes son una magnífica solución para aquellas personas a las que les falta alguna pieza dental, porque no solo nos proporcionan una mejora estética, sino que nos permiten tener una gran funcionalidad, ya que permiten una correcta mordida.

En nuestra clínica dental en Vecindario, Canarias sabemos, después de muchos años de experiencia, que los resultados de los implantes son buenos y, lo mejor de todo, es que se trata de una intervención indolora que se hace con anestesia local.

Si bien no es muy habitual, en algunos casos, se produce rechazo a los implantes. Trataremos en este artículo de ver cuáles son los síntomas principales. Si bien, tan solo, se produce rechazo en un 2,5% de los casos.

¿Qué significa este rechazo y cuáles son sus síntomas?

El rechazo es, realmente, una incorrecta cicatrización en la encía, pero en ningún caso, de una reacción de nuestro organismo contra el titanio, como podría suceder en un rechazo en un trasplante de órganos. En el caso de los implantes dentales el material es biocompatible, por lo que no provoca incompatibilidades alérgicas en el organismo.

El período medio de cicatrización, tras un implante, está entorno a los tres meses. Durante ese tiempo es habitual utilizar una pieza de carácter temporal, hasta la colocación de la definitiva.

Se ha visto que uno de los síntomas que aparecen primero, cuando hay lo que hemos llamado rechazo, es un tejido blanquecino entre el hueso y la pieza de titanio que se ha puesto. El tejido termina estando en toda la prótesis e, impide, la sujeción la colocación de corona, que no se podrá poner de forma segura y termina cayéndose. Si se detecta habrá que quitar el implante para poder limpiar el tejido y volver a comenzar de nuevo.

Factores por los que puede aparecer rechazo

El rechazo puede producirse por distintos factores entre los indicamos como más habituales:

  • la aparición de periimplantitis
  • problemas durante la osteointegración
  • el mal hábito del tabaco o por tener una higiene buco dental pobre
    Entre los síntomas habituales que podemos observar si se está produciendo un rechazo, solemos encontramos los siguientes: movilidad de la prótesis durante su cicatrización, molestias o dolor al presionar el implante.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies