Los dentistas en Vecindario de Clínicas CEO nos hablan de los bultos en las encías, los diferentes tipos que se pueden presentar en función de la patología del paciente así como de los tratamientos más recomendables para cada uno de ellos.

Tratamiento de los bultos en las encías

Qué son los bultos en las encías

Los bultos en las encías se pueden presentar con diferentes formas y características dependiendo de su origen, y aunque en la mayor parte de casos no se trata de un problema grave, es importante acudir al dentista con el objetivo de que realice una valoración completa que permita determinar las razones por las que se desarrollan.

Entre las causas más habituales de bultos en las encías están los fibromas y las fístulas.

Tipos de bultos en las encías

Comentábamos que existen dos tipos principales de bultos en las encías en función de las razones por las que se producen, los cuales son:

  • El fibroma: son bultos redondos que se presentan en los tejidos ya sea en la encía, la lengua, los labios o cualquier otro que se encuentre dentro de la cavidad bucal. No suele ser demasiado molesto siempre y cuando no se toque.
  • La fístula: una fístula es una herida abierta que se produce en la encía por la que va supurando líquido amarillento o blanquecino. Este líquido es pus y se produce debido a la presencia de una infección. Dicha infección se puede ocasionar por distintas razones como son la presencia de caries, higiene bucal deficiente, daño producido por la salida de las muelas del juicio, una endodoncia mal hecha, etcétera.

Tratamientos más habituales

Dependiendo del tipo de bulto que se haya producido, el tratamiento podrá variar.

En el caso de que se trate de un fibroma, será necesario acudir al dentista para que proceda a su extirpación y limpieza, además de determinar las razones por las que se ha originado, las cuales suelen deberse a roces por ejemplo por una prótesis o aparato dental, tener el hábito de morderse el labio, etcétera.

Si se trata de una fístula, se deberá proceder a actuar en base a las razones por las que se ha producido, es decir, si él orígenes una carie deberá realizarse un empaste, si es por una higiene bucodental deficiente, el paciente deberá aprender a limpiar sus dientes de manera correcta, si es por una muela del juicio que está saliendo torcida, se deberá proceder a valorar su extirpación, y si es por una endodoncia fallida, será necesario proceder a su reparación.